El camino de Rufeil a la intendencia de San Martín
Desde su precandidatura a intendente en 2015 hasta convertirse en el hombre que logró terminar con 32 años de hegemonía del PJ.
 
Por Javier Disparti
16 de diciembre de 2019
Crédito: Javier Disparti / Este Online
 

Raúl Rufeil, con perfil bajo y escasa trayectoria en la política, se convirtió el nuevo intendente de San Martín. El pasado sábado, ante una multitud en el Centro de Congresos y Exposiciones, juró ante en Honorable Concejo Deliberante y brindó su primer discurso como jefe comunal.

Su carrera política comenzó en 2015, cuando se presentó por primera vez como candidato: precandidato a intendente en una interna que se impuso el médico Daniel Llaver. Ese mismo año asumió como director del hospital pediátrico Humberto Notti, conjuntamente en el desembarco de la gestión cornejista en el Gobierno provincial. Anteriormente, en la gestión de Julio Cobos, dirigió el hospital Perrupato de San Martín, el nosocomio regional más importante del Este provincial.

En 2017, el armado político del radicalismo apostó a colocarlo como concejal en el departamento del Este. Sin embargo, el pediatra se mantuvo durante un tiempo entre la gestión del hospital Humberto Notti y su rol como edil opositor a Jorge Giménez, renunciando a su dieta como concejal.

Esto provocó una polémica política en esa comuna, hasta que se vio obligado a renunciar a su cargo en el Notti, cuando la Oficina de Ética Pública le remarcó que había incompatibilidad de horarios, ya que el justicialismo cambió el horario de las sesiones para que el concejal no pudiera desempeñarse en el cargo. Esta situación derivó en su renuncia como director del nosocomio pediátrico.

En abril pasado, el entonces gobernador Alfredo Cornejo decidió volver a apostar por una cara nueva para enfrentar a Giménez. Dejó de lado a nombres históricos y a una joven promesa, como el senador José Orts, porque entendió que Rufeil era la mejor figura para el radicalismo que no gobernaba en San Martín desde hacía 32 años. 

Los primeros resultados de la decisión de Alfredo Cornejo se vieron en las PASO, donde Rufeil se impuso claramente en la interna con 18.929 votos (27,2%) frente a Lorenzo Arnal, impulsado por Fernando Armagnague, que llegó apenas a 1.359 votos (1,9%).  Mientras que la diferencia entre el PJ –sumando a sus tres precandidatos- y Cambia Mendoza fue de 55,7% a 30,4%.  

Más allá de la amplia ventaja del PJ, el radicalismo nunca bajó los brazos y se mostró esperanzado con revertir el resultado en las elecciones generales. Su optimismo se basó, principalmente, en la ínfima diferencia de 4 puntos entre Giménez y Rufeil (31,4% a 27,2%) y en que el 70% de los votantes le había dado la espalda al entonces intendente de San Martín.

Cuatro meses después, en las elecciones generales departamentales, el médico pediatra no sólo remontó una diferencia de 25 puntos, sino que además se impuso con una contundente ventaja de casi 8 puntos sobre el peronista Jorge Giménez (49,2% a 41,8%), logrando un histórico triunfo en San Martín después de tres décadas de democracia.

Con esta elección, Rufeil le dio al radicalismo la chance de imponerse en una comuna que ese partido no gobernaba desde hace 32 años. Sólo lo hizo desde 1983 a 1987 con Erminio Sánchez. Después de aquella intendencia radical, Pablo Patti asumió como intendente y se mantuvo doce años en el cargo. En 1999, el demócrata Julio Arancibia ganó las elecciones y se mantuvo hasta el 2003.

Ese año, Jorge Giménez asumió como intendente y se mantuvo en la intendencia durante 16 años arrasando en las elecciones con más del 50 por ciento de los votos. Durante esos años, radicales como Luis Petri y Daniel Llaver intentaron convencer a la mayoría del electorado, pero no pudieron lograrlo.

Incluso, cuando Daniel Llaver se convirtió en 2015 en candidato a intendente de la UCR, Raúl Rufeil fue su adversario en la interna. Cuatro años después, las vueltas de la vida (política) volvieron a juntarlos frente a frente. Esta vez, a Llaver, como presidente del Concejo Deliberante, prestándole juramento a su amigo, ahora como intendente de San Martín.