Asumió Rufeil en San Martín y prometió un municipio “federal y de puertas abiertas”
El intendente radical juró ante una multitud en el Centro de Congresos y Exposiciones. Asume la intendencia tras imponerse con el 49,2% en las elecciones del pasado 1 de setiembre. Importante presencia de funcionarios.
 
Por Javier Disparti
14 de diciembre de 2019
Crédito: Javier Disparti / Este Online
 

Acompañado por una multitud, Raúl Rufeil (59) asumió como nuevo intendente de San Martín tras jurar ante el Concejo Deliberante. Asume la intendencia luego de obtener el 49,2% de los votos en las pasadas elecciones del 1 de setiembre, logrando una diferencia de casi 8 puntos sobre el justicialista Jorge Giménez (55), quien buscaba su cuarta reelección consecutiva.

El histórico triunfo le permitió al radicalismo la posibilidad de imponerse en una comuna que la UCR no gobernaba desde hace 32 años. Sólo lo hizo desde 1983 a 1987 con Erminio Sánchez. Después de aquella intendencia radical, Pablo Patti asumió como intendente y se mantuvo doce años en el cargo. En 1999, el demócrata Julio Arancibia ganó las elecciones y se mantuvo hasta el 2003.

Ese año, Jorge Giménez asumió como intendente y se mantuvo en la intendencia durante 16 años arrasando en las elecciones con más del 50 por ciento de los votos. Durante esos años, radicales como Luis Petri y Daniel Llaver intentaron convencer a la mayoría del electorado, pero no pudieron lograrlo. Incluso, cuando Llaver se convirtió en candidato de la UCR, Rufeil fue su adversario en la interna del radicalismo.

En este contexto, y a 36 años de la vuelta de la democracia, Rufeil fue ovacionado mientras ingresaba, junto al intendente saliente Jorge Giménez, al auditorio del Centro de Congresos y Exposiciones. Allí, se llevó adelante la sesión especial del Honorable Concejo Deliberante, encabezada por el presidente del cuerpo, Daniel Llaver, quien fue el encargado de prestarle juramento al nuevo jefe comunal.

Rufeil llega a la intendencia con el objetivo darle a su gestión “una impronta social y solidaria”, aunque primero deberá sanear el crítico estado de las finanzas municipales. A partir de allí, buscará imponer en su gobierno pilares fundamentales, que él mismo definió como “una buena administración, responsabilidad colectiva e individual y priorizar la calidad de vida de la gente”.

Como premisa para los próximos cuatro años, Rufeil mencionó: “A partir de hoy se termina el mostrador que separa al municipio de los vecinos, quiero ser el intendente de todos ustedes, con una gestión federal y de puertas abiertas, dando respuestas oportunas a las verdaderas necesidades de los vecinos, en cada barrio y en cada distrito”, definición que fue acompañada por un largo aplauso.

También adelantó que llevará adelante “un trabajo eficiente y de calidad” con “vocación de servicio y convicción”. A continuación destacó “la gestión de ordenamiento administrativo e institucional que hizo el ex gobernador Alfredo Cornejo (la revolución de lo sencillo); la efectividad de Marcelino Iglesias, en Guaymallén; el avance tecnológico y ambiental de Tadeo García Zalazar, en Godoy Cruz; y el salto de calidad que le impuso Rodolfo Suarez a la Ciudad de Mendoza”.

En esa misma línea, el flamante intendente radical subrayó la gestión realizada por Mario Abed y su colaboración durante la campaña: “También vamos a seguir el ejemplo de un hacedor nato que ha impulsado importantes transformaciones en Junín y que siempre se mostró cerca de sus vecinos. Él, también merece todos los aplausos, porque fue fundamental en nuestro triunfo, caminando nuestro departamento como un militante más”.

En otro pasaje de su discurso, el jefe comunal pidió terminar “con el estado de postergación de los distritos, sobre todo Palmira, donde padecen de servicios básicos, sobre todo de agua potable, cloacas, iluminación, asfalto, espacios verdes y transporte”. Y adelantó además que el gobierno municipal “estará al lado del productor primario, de las pequeñas bodegas, empresas familiares y pymes”.

Casi a modo de resumen y entre los aplausos de los presentes, el médico pediatra sostuvo que “nuestro máximo logro será que cada sanmartiniano se sienta orgulloso y con sentido de pertenencia, para lograr un San Martín moderno y productivo”.

Finalmente, Rufeil tomó un breve momento para agradecimientos personales a su familia, instantes en los que se mostró emocionado al referirse a ellos. En primer lugar, recordó la memoria de su padre, a quien destacó por inculcarle los principios y a su madre de 96 años –presente en el auditorio- por enseñarle la generosidad. A continuación, destacó el apoyo de su esposa Eliana, como así también de sus hijos Nicolás y Franco.

Principales nombres de su gabinete

Raúl Rufeil tomó juramento a parte de su gabinete. Entre ellos, el nuevo secretario de Gobierno, Mauricio Petri, quien renunció a su banca como concejal y será reemplazado desde el próximo lunes por Mario Rivero. También juraron Elisabeth Crescitelli, como secretaria de Hacienda, y Oscar Villarreal, como secretario de Obras Públicas.

Importante presencia de funcionarios

Al acto asistieron el gobernador Rodolfo Suarez y su vice, Mario Abed; acompañados de los legisladores nacionales Alfredo Cornejo, Luis Petri, Claudia Najul y Julio Cobos; los legisladores provinciales Andrés Lombardi, José Orts, Claudia Salas, Juan Carlos Jalif, Eduardo Mancinelli, Cecilia Páez y Alejandro Diumenjo.

Además de los intendentes de Junín, Héctor Ruiz; de Rivadavia, Miguel Ronco; de Godoy Cruz, Tadeo García Zalazar; de Las Heras, Daniel Orozco; entre otras autoridades provinciales y municipales. Asistieron también el titular de Irrigación, Sergio Marinelli y la ex vicegobernadora Laura Montero.