El Gobierno y una empresa multinacional de Palmira firmaron un convenio educativo
La iniciativa surgió de Derivados Vínicos SA y permitirá el desarrollo de habilidades sociales y del pensamiento. El programa comenzará en el ciclo lectivo 2020. El Gobernador Alfredo Cornejo recorrió las instalaciones de la planta.
 
Por Javier Disparti
16 de octubre de 2019
Crédito: Este Online.
 

El Gobernador Alfredo Cornejo firmó hoy un convenio educativo con la empresa Dervinsa, la productora de ácido tartárico natural, alcohol vínico y aceite de pepita de uva más importante de Latinoamérica. El proyecto, que sido denominado como “Desarrollo de habilidades sociales y del pensamiento”, beneficiará a un grupo importante de estudiantes de Palmira durante el próximo ciclo lectivo.

Estuvieron presentes el director general y gerente de Derivados Vínicos, Stephane Mitrani; el gerente de Gestión del Talento y el Aprendizaje (GTyA) de la empresa, Marcelo Estrada, y la directora de la escuela Güemes, Mónica Albino. Además, participaron el intendente electo de San Martín, Raúl Rufeil, y el subsecretario de Educación de la Dirección General de Escuelas, Gustavo Capone.

El programa comenzará en el ciclo lectivo 2020 e involucrará a profesores de Lengua, Matemáticas, Inglés y Educación Física. Hay cerca de 32 alumnos postulantes para este proyecto. Son estudiantes de 4º y 5º grado de la Escuela Martín Miguel de Güemes.

Cornejo detalló que se trata de “una tarea de extensión comunicativa y educativa. El impacto que tenga en la comunidad es importante, para que el resto del sistema empresario y educativo siga este ejemplo. Hay que poner en valor lo que hace la empresa y las escuelas, alentar a padres, maestros y representación política para que les dé esperanza a otras personas para participar”.

El mandatario agregó que “la educación es un tema importante y lo hacen importante un conjunto de cosas que ya estamos haciendo. Hoy tenemos un orden en las escuelas y una asistencia de alumnos y docentes. Los chicos que no tengan idioma dífícilmente se puedan insertar en el mundo laboral. Hay que focalizarse en esas metas”.

Marcelo Estrada, gerente de Gestión del Talento y el Aprendizaje (GTyA), explicó: “El programa permitirá reforzar la educación en valores que apunten a una formación humana y de habilidades de pensamiento con el fin de preparar a los chicos para estudios secundarios y terciarios”.

Dervinsa está comprometida con la sociedad donde está inserta e incorpora permanentemente personal capacitado de su zona de influencia. “La empresa considera valiosa la capacidad de los ingresantes, no sólo a nivel técnico-operativo sino como poseedor de un potencial de desarrollo personal: autonomía, proactividad y planteo claro de objetivos. Por lo tanto, apuntar al desarrollo de capacidades como desempeño en el trabajo, esfuerzo para la búsqueda de un objetivo personal, el pensamiento crítico y liderazgo son fundamentales como aportes a la comunidad de Palmira”, señaló Estrada.

Acerca de Dervinsa

La empresa se ubica en Palmira, Mendoza. Es la destilería más grande de América en su tipo con un perfil netamente sustentable y ecológico. Recicla por año unas 190.000 toneladas de residuos resultantes del proceso enológico –orujos y borras– provenientes de 650 bodegas de Argentina.

Así, luego de una larga fase de estiba y procesamiento, la empresa transforma el material en ácido tartárico, alcohol vínico y aceite de pepita de uva, entre otros productos, todos de origen 100% natural. Están destinados a la elaboración de vinos y a las industrias farmacéutica y alimenticia.

En la actualidad, se comercializan en Argentina y se exportan a Estados Unidos, Canadá, Chile, México, Francia, España, Brasil, Uruguay, Sudáfrica, Australia y Egipto, entre otros países. Dervinsa tiene el parque de filtros más grande de Sudamérica y el mejor know howlogístico, con 82 años de trayectoria.

Además, la empresa lleva adelante una intensa actividad de protección de la naturaleza: creó un bosque con 110.000 árboles que contribuyen a revertir la contaminación del medio ambiente. La especie que abunda en ese pulmón verde, el más grande del Este mendocino, es el Eucaliptus camaldulensis.

“En la actualidad son muchas las empresas que hacen del cuidado del medio ambiente una premisa importante porque el bienestar del planeta no puede quedar solamente en manos de los gobiernos y medidas legales. Es una cuestión de responsabilidades compartidas”, dice el francés Stéphane Mitrani, gerente general de Dervinsa.