Abren el primer centro de almacenamiento transitorio para los envases vacíos de agroquímicos
Funcionará en el predio de la Planta de Reciclado Junín Punto Limpio. Es para el depósito de envases vacíos de fitosanitarios, para luego ser derivados para su tratamiento, reutilización o disposición final. Significó una inversión de 12 millones de pesos.
 
Por Javier Disparti
19 de octubre de 2021
Crédito: Prensa Municipalidad de Junín.
 

En base a un trabajo conjunto desarrollado por la Secretaría de Ambiente y el Iscamen, junto al municipio de Junín y la Asociación Campo Limpio, Mendoza cuenta desde hoy con un Centro de Almacenamiento Transitorio (CAT) de envases vacíos de fitosanitarios con el objetivo de promover la sustentabilidad y el cuidado del ambiente.

El nuevo edificio, que significó una inversión de 12 millones de pesos, se presenta como parte primordial de la estrategia de articulación del sistema de logística para el correcto almacenamiento de dichos envases, para luego ser derivados para su tratamiento, reutilización o disposición final.

En este caso, el CAT se encuentra ubicado dentro del predio de la Planta de Reciclado Junín Punto Limpio (calle Pergamino, de Los Barriales) y recibirá los envases vacíos de fitosanitarios de los productores de la zona, que deben ser entregados limpios mediante el proceso de triple lavado o lavado a presión y perforados.

“Vamos a realizar el acopio de materiales luego del uso de pesticidas, en un esfuerzo que demuestra la responsabilidad de todos los entes intervinientes. Con esto, vamos a conseguir nuevo material para nuestra Planta de Reciclado, cerrando un círculo permanente de recolección y reciclado”, expresó el intendente Héctor Ruiz.

Mientras, Juan Machera, gerente regional de la Asociación Campo Limpio, expresó: “Mendoza es pionera en el tratamiento de envases fitosanitarios y estamos muy contentos de inaugurar este primer sector, clave para la zona Este. Somos una asociación de empresas que tiene como misión recuperar todos los envases de agroquímicos de todo el campo argentino. Nos basamos en la sustentabilidad y en el recupero y reciclado, apuntando fuertemente a la economía circular. Estamos trabajando en quince provincias”.

Por su parte, el secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance, expresó que “este programa tiene como objetivo realizar la recolección, acopio, compactado y reciclado de los envases vacíos de productos agroquímicos para evitar que estos se diseminen en las zonas rurales, busca impedir contaminaciones ambientales y posibles perjuicios para la salud. El Iscamen y la Dirección de Protección Ambiental son los organismos competentes que controlan y fiscalizan el proceso”.

“El desarrollo de esta economía circular no solo es beneficioso para el ambiente sino que a través del proceso que es sometido antes de llegar acá, es apto para fabricar otros bienes”, cerró la directora de Protección Ambiental, Miriam Skalani, quien adelantó que “está previsto que se abran tres nuevos centros de almacenamiento en Guaymallén, en el Valle de Uco y en el Sur”.

Miriam Skalany, por la dirección de Protección Ambiental, destacó la importancia del triple lavado de los envases vacíos de fitosanitarios que establece la ley, “lo que los convierte en materiales que pueden ser ingresados en el proceso de la economía circular y convertirse en elementos útiles para diferentes sectores de la economía”. Además adelantó que “está previsto que se abran tres nuevos centros de almacenamiento en Guaymallén, en el Valle de Uco y en el Sur”.

¿Cómo se instrumenta?

El Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria Mendoza reparte de manera
estratégica y gratuita los bolsones a los productores agrícolas, los cuales están destinados para que se coloquen los envases previamente lavados e inutilizados.

Por su parte, las empresas aportan sus big bag para facilitar el acopio y traslado a los Centros de Acopio Transitorio (CAT).

Cabe destacar que, cuando se agota el contenido del envase, el triple lavado es el paso más importante para lograr su descontaminación. Una vez finalizada la tarea de aplicación, como consecuencia del control de plagas, el productor debe realizar el triple lavado e inutilizar el envase perforándolo. Lo debe colocar en la bolsa que le fue provista en la casa de agroquímicos y conservarlo como máximo hasta 150 días desde su compra.

Cuando estos bolsones son completados e identificados, son entregados por los productores en los Centros de Acopio Transitorio del Iscamen o son llevados a las mismas casas expendedoras de agroquímicos donde compraron el producto.

De esta manera, al entregar los envases, los productores no solo cumplen con un requisito establecido por las Buenas Prácticas Agrícolas que puede ser certificado por el instituto de sanidad sino también con el marco legal.