Denunciaron a Santa Elena por irregularidades en el último año de Giménez
Para el Tribunal de Cuentas existieron irregularidades en la actualización de precios que terminaron beneficiando al principal proveedor de la Municipalidad. La suma supera los 7 millones de pesos.
 
Por Javier Disparti
23 de agosto de 2021
Crédito: Gentileza.
 

Santa Elena, empresa encargada de la recolección de residuos y de la limpieza de calles desde hace ya más de una década en San Martín, fue sancionada por el Tribunal de Cuentas por irregularidades en el último año de la intendencia de Jorge Giménez.

Para el órgano provincial de control, según el fallo nº 17.535, existieron irregularidades en la actualización de precios que terminaron beneficiando al principal proveedor de la comuna esteña. Se trata de dos partidas ilegitimas de $3.162.830 y otra de $4.493.041, correspondientes a febrero y setiembre de 2.019.

"La Secretaría Relatora considera que el presente reparo podría constituir una partida ilegitima de $ 3.162.830,19 por abonarse dicho monto en el último mes del semestre, es decir en febrero de 2.019 y no al término del semestre como establece el artículo 63 del Pliego de Condiciones Particulares, es decir a partir de marzo de 2.019", subraya el fallo del Tribunal de Cuentas.

Lo mismo se repitió luego en septiembre con una partida ilegitima de $ 4.493.041,04 "por abonarse dicho monto en el último mes del semestre, es decir en agosto de 2.019 y no al término del semestre como establece el artículo 63 del Pliego de Condiciones Particulares, es decir a partir de setiembre de 2.019".

Desde el municipio y la empresa acercaron aclaraciones argumentaron que la decisión estuvo vinculada a un incremento en los costos por el aumento de los salarios de los trabajadores.

En este sentido, señalaron que existió "una absoluta coincidencia en adelantar las redeterminaciones (febrero y setiembre) por el 21,44% determinado por la fórmula polinómica, a cambio de no pagar un 28,05% que hubiera sido determinado si se aplicaba el 11% de variación salarial a partir de marzo de 2.019”.

No obstante, la empresa reconoció que había cobrado más de lo convenido y “devolvió $3.162.830 mediante la emisión de la nota de crédito". Sin embargo, el órgano contralor remarcó que considera que todavía se encuentra subsistente la rendición de $4.493.041 como una partida ilegítima. Además dejaron en observación si los responsables del municipio "incurrieron en un procedimiento administrativo irregular".

Además, la Secretaría Relatora del Tribunal de Cuentas también remarcó que considera que todavía se encuentra subsistente la rendición como una partida Ilegítima por la suma de $4.493.041 por la actualización realizada en agosto del 2019.

Cabe recordar que, luego del cambio de gestión del 2.019, el principal proveedor del municipio de San Martín se sumó a la danza de acreedores y reclamó una deuda millonaria que fue contraída por la gestión del ex intendente peronista Jorge Giménez. La cifra alcanza los 82 millones de pesos por el servicio prestado en los últimos cuatro meses de 2019.

Para graficar la importancia del principal proveedor de la comuna, a los vecinos de San Martín les cuesta más de $500.000 diarios la limpieza de sus calles y más de $200 millones anuales, una cifra que supera ampliamente los 150 millones de pesos que el municipio recauda en concepto de impuestos municipales.