San Martín y Junín prohíben el uso y comercialización de pirotecnia
A partir de la ordenanza, ambos municipios prohiben el uso, venta, fabricación, almacenamiento, transporte y distribución de pirotecnia en ambos departamentos.
 
Por Redacción
10 de diciembre de 2020
Crédito: Gentileza.
 

Por ordenanzas aprobadas, los municipios de San Martín y Junín prohíben la comercialización y el uso de pirotecnia en todo su territorio, una decisión que pone a ambos departamentos en sintonía con el resto de la provincia, ya que hasta el año y si bien hubo restricciones, también se dieron habilitaciones parciales de venta.

Dicha prohibición se extiende a artefactos destinados a producir efectos visibles, audibles o mecánicos mediante mecanismos de combustión o explosión.

“Hasta el año pasado hubo habilitaciones parciales y de hecho, en diciembre de 2019 hubo 9 comercios habilitados a vender pirotecnia. Con la ordenanza aprobada esta semana, la prohibición de comercialización y consumo de pirotecnia es total, salvo unas pocas excepciones”, comentó el director de Inspección de San Martín, Néstor Tussedo.

En San Martín, de acuerdo con la ordenanza 2.980, las excepciones incluyen el uso de material pirotécnico insonoro (pirotecnia fría) y solo lumínico; también, la realización de espectáculos públicos organizados por el Municipio y de eventos particulares, de carácter social, con la autorización previa correspondiente.

“La utilización de productos de pirotecnia es asimilado en las personas con autismo como si fuera una catástrofe, lo que ocasiona crisis de llanto y autolesiones. Además, conlleva a la contaminación sonora y ambiental generando molestias a la fauna o incluso incendios forestales y en espacios naturales estos espectáculos tienen impacto negativo”, puede leerse en la ordenanza 721/2020 surgida en el HCD de Junín.

Por su parte, Pablo García, director de Bromatología, Veterinaria e Inspección de Industria y Comercio de Junín, mencionó: “Hace dos años, asumiendo un gran compromiso con la esta situación, el Municipio decidió reemplazar el uso de pirotecnia explosiva por una lumínica y de bajo impacto, que no perjudica a la fauna ni a personas con autismo. Sin embargo, desde ahora, está prohibido cualquier artefacto de combustión o explosión”.