Gastronómicos piden reapertura de locales en San Martín
Los comerciantes del rubro entregaron un petitorio al municipio con un protocolo sanitario específico. Piden reabrir con una capacidad no mayor al 50% del local, con límite de reservas y hasta un cierto horario. Será evaluado por el Gobierno de Mendoza.
 
Por Javier Disparti
19 de mayo de 2020
Crédito: Gentileza.
 

Gastronomía y hotelería son dos de los sectores más afectados por el coronavirus​. No sólo porque restaurantes y hoteles están cerrados durante la cuarentena, sino porque además son parte de la industria del turismo que puede asegurar de qué forma se recuperará una vez que el mudo deje atrás la pandemia.

En este sentido, empresarios del sector gastronómico de San Martín se reunieron con autoridades del municipio para entregarles un petitorio. Piden reabrir con una capacidad no mayor al 50% del local y con un protocolo sanitario específico para las tareas diarias y la atención al público, con lo que se confía en que se pueda llevar adelante un trabajo sin comprometer la seguridad sanitaria de la población.

“Creemos que la zona Este tiene posibilidades de abrir sus comercios gastronómicos porque no tenemos casos positivos, pero esto tiene que hacerse respetando las reglas de distanciamiento social”, señaló el intendente Raúl Rufeil que recibió el petitorio durante el mediodía de este martes y lo envió a Casa de Gobierno, para que sea evaluado por el gobernador Rodolfo Suárez.

Los propietarios de cafés, bares y restaurantes de San Martín pidieron una reunión con el municipio para plantear la difícil situación por la que atraviesa: “No podemos seguir sosteniendo los costos ni el pago de los empleados y con los pedidos de comida a las casas no es suficiente”, comentó uno de ellos y siguió: “Nosotros nos comprometemos a respetar todas las indicaciones: uso de barbijo del personal, reservas para no más de cuatro personas por mesa y que la atención en el local no supere el 50% de la capacidad para que se mantenga una distancia”.

El petitorio incluye un horario de atención al público que sería hasta las 23 y con una hora más para la gente que ya está consumiendo. “Lo que queremos dejar en claro es que la decisión final es del gobernador. Nosotros estamos de acuerdo con el pedido y creemos que la zona Este puede habilitar el servicio gastronómico, pero sepan que es una decisión que debe tomar el Gobernador”, comentó el secretario de Gobierno, Mauricio Petri.

Así y tras el encuentro, los empresarios del sector se mostraron conformes y expectantes con una respuesta. Cabe recordar que en Mendoza, los establecimientos gastronómicos están habilitados para trabajar bajo la modalidad "take away (para llevar)" además de delivery. Sin embargo, esta modalidad solo representa un pequeño de alivio en medio de la crisis económica que afecta al sector.

“Vamos a esperar por una respuesta, que ojalá y sea positiva. Lo que tenemos que tener todos en cuenta es que hay que cumplir con las reglas que impone esta cuarentena, para que no tengamos que volver atrás”, concluyó Rufeil quien aguarda la decisión de permitir encuentros familiares en la zona Este desde el próximo fin de semana.