Implementarían tests olfativos en los ingresos a San Martín
Así lo propuso el concejal Mario Rivero con la finalidad de determinar casos asintomáticos de coronavirus. Las personas que lleguen al departamento serían controladas como medida de prevención. Algunas ciudades del país ya realizan estos controles.
 
Por Javier Disparti
5 de mayo de 2020
Crédito: Gentileza.
 

Desde el 16 de abril, a raíz de investigaciones de distintas instituciones y universidades del mundo, el Ministerio de Salud de la Nación sumó la pérdida repentina del olfato (anosmia) y gusto (disgeusia) como síntomas relacionados al Covid-19, ya que daña el epitelio olfatorio. Los restantes síntomas continúan siendo la fiebre, tos y dolor de garganta.

Lo que ocurre en la anosmia es que se altera el receptor que está en la célula olfatoria, que también se llama célula bipolar o nerviosa, y es la única neurona que se encuentra fuera del cerebro. En el gusto lo que se altera son las células que forman las papilas gustativas, que también tienen receptores, por lo que al entrar el alimento a la boca no se realiza correctamente el envío de la información acerca del sabor al cerebro.

En los pacientes con Covid-19 que informaron pérdida del olfato y el gusto, la ausencia de ambos sentidos fue "típicamente significativa". Sin embargo, la tasa de recuperación del olfato y el sabor fue alta y, por lo general, ocurrió dentro de las dos o cuatro semanas posteriores a la infección.

En Estados Unidos y en Italia tienen comprobado que es el síntoma que aparece de manera abrupta ante el contagio del coronavirus. En Alemania, dos de cada tres pacientes con coronavirus tienen anosmia. En Italia, el 70%. Mientras que en el Reino Unido, entre el 24 y el 29 de marzo, el 18% de los pacientes informaron que habían perdido el sentido del olfato o el gusto y el 10,5% sufría fiebre.

Por esta razón, como medida preventiva, el concejal radical de San Martín, Mario Rivero, presentó un proyecto para que se realicen controles sobre la falta de olfato y gusto en los ingresos a San Martín para determinar casos de coronavirus en personas asintomáticas. Además propone que se lleve un registro detallado de las pruebas realizadas y los resultados obtenidos.

“Se utilizarían dispositivos con olores no irritantes y en el caso que la persona no los detecte debe activarse el protocolo de salud y seguridad que la autoridad municipal determine. Es importante realizar este control ya que ayudaría a prevenir la circulación del coronavirus en nuestro departamento”, expresó el edil.

En Argentina, los municipios de La Plata y Chacabuco empezaron a implementar los test de olor en los controles de tránsito. Posteriormente, se sumaron las ciudades de San Francisco y Río Tercero, de la provincia de Córdoba, donde utilizan diferentes fragancias aromáticas de fácil reconocimiento.