Cuarentena en San Martín: un policía ebrio, el primer caso de reincidencia y el departamento con más detenidos
Hasta el momento, desde que comenzó a regir la prohibición de circulación por aislamiento social preventivo, se detuvieron e imputaron a más de 100 personas y 302 en la zona Este.
 
Por Redacción
23 de marzo de 2020
Crédito: Prensa Gobierno de Mendoza.
 

Los intensos operativos de la policía en el departamento de San Martín se ven reflejado en las cifras del Ministerio Público Fiscal. Hasta el momento, desde que comenzó a regir la prohibición de circulación por aislamiento social preventivo, se detuvieron e imputaron a más de 100 personas. Mientras que en la zona Este ya son 302 detenidos.

Lo insólito es San Martín es uno de los departamentos con mayor cantidad de personas que han sido detectadas por violar el aislamiento social y preventivo dispuesto por el Gobierno nacional. Incluso, la cifra supera a todos los departamentos del Valle de Uco (92) y del Sur provincial (112).

Más allá de estos datos, el dato más insólito es que en San Martín han sido detenidas cuatro personas por reincidencia. El primer caso fue un joven de 21 años que se convirtió en el primer reincidente de la provincia de Mendoza y también se detuvo a un policía por conducir en estado de ebriedad.

Ayer, en horas de la tarde, un adolescente quedó detenido en la Comisaría 28 de Palmira y ahora deberá enfrentar un proceso penal y pagar una multa de $50.000. En ambas oportunidades se excusó con los efectivos que buscaba un local comercial abierto para comprar un celular.

La primera detención sucedió el sábado, a las 17, y la segunda el domingo, a las 12:30, mientras circulaba por avenida Libertador. El joven quedó detenido por orden del ayudante fiscal Pablo Real, bajo los cargos que contempla el artículo 205 del Código Penal, que reprime con prisión de seis meses a dos años a quien "violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia".

Por último, esta madrugada, en un control en la Ruta 7 y avenida Eva Perón, un policía del departamento de San Martín fue detenido mientras circulaba a bordo de un Chevrolet Agile. Al realizarle el control de alcoholemia, los efectivos comprobaron que tenía 1,59 gramos de alcohol en sangre, el triple de lo permitido.

Además, según informaron, el hombre estaba rompiendo el aislamiento ya que está en el grupo de alto riesgo, según el protocolo de coronavirus. De acuerdo a su historial médico, la persona detenida es diabética.