Melisa Simón es la nueva Reina de la Vendimia de Junín
Con la fiesta “Hermano de vides y sueños”, en el parque Dueño del Sol, fue electa la representante de Algarrobo Grande. Como Virreina fue elegida Candela Magistretti del distrito La Colonia. Alejandro Lerner cerró la jornada.
 
Por Javier Disparti
19 de enero de 2020
Crédito: Este Online.
 

Carteles, pancartas y cánticos acompañaron la elección y coronación de Melisa Simón, como la nueva Reina de la Vendimia de Junín. La bella joven de 18 años, que representó a Algarrobo Grande, se convirtió en la esperanza de los juninenses en la Fiesta Central que se realizará el 7 de marzo en el teatro griego Frank Romero Day.

Una vez coronada, acompañada por los aplausos del público y de una eufórica hinchada, la flamante soberana se mostró orgullosa de representar a su departamento: “Estoy muy feliz, estoy sintiendo una sensación dificil de describir. Quiero agradecer especialmente a Algarrobo Grande, a mi familia y a mis amigos por acompañarme desde el primer día. Por todos ustedes los voy a representar de la mejor manera”.

Este año, por tercera vez consecutiva, la votación fue mediante el voto electrónico y pudieron participar aquellos asistentes mayores de edad, cuyas últimas cifras de su DNI fueron sorteadas. A través de este sistema, Melisa Estefanía Simón fue elegida por el público, al obtener 22 votos.

En tanto, Candela Sofía Magistretti, de La Colonia, con 17 votos, recibió los atributos de Virreina departamental. Tiene 20 años y actualmente cursa el tercer año del profesorado de Nivel Inicial. Mientras que la representante de Tres Esquinas, Tamara Gauna (24), con 13 votos, fue coronada como Reina del Encuentro de las Naciones, luego de un desempate con las soberanas de Medrano y Philipps.

Previo a la elección de las soberanas, se desarrolló el espectáculo artístico "Hermano de vides y sueños" en el parque Dueños del Sol, donde más de 50 mil personas disfrutaron de la puesta en escena de 700 artistas y 15 músicos en vivo, quienes le dieron acción, autenticidad y gran expresión estética a cada uno de los cuadros.

La celebración, al igual que desde hace más de una década, estuvo dirigida por Pedro Marabini, quien nuevamente sorprendió a los espectadores con una entretenida historia basada en el rol del hombre. La misma no tuvo fisuras y mantuvo al público atónito ante el despliegue de los artistas en un imponente escenario de 90 metros de frente por 21 metros de alto.

Con la voz inconfundible de Jorge Fornés, guiando a los más de 50 mil visitantes a través de un relato que tomó como símbolo principal del esfuerzo y el trabajo la mano del labriego, las emociones fueron abordando a los presentes. El guion hizo un recorrido por las más bellas expresiones del trabajo y el esfuerzo compartido entre quienes dan vida al vino nuevo.

Sobre el escenario se destacó una mano alzada al cielo, representando los diferentes aspectos de ánimo que evidencian la estrecha relación con la mente. Los asistentes vieron reflejado el acervo cultural, el ritual vendimial, la ceremonia del festejo, el canto y las danzas.

También hubo momentos de mapping, videos turísticos y escenas de un Junín, donde las palabras finales pidieron por un futuro de paz y amor, rogando transmitir un legado que pase de generación en generación, de vendimia en vendimia, siempre apostando a los sueños y el amor por encima de todo.

Sobre el final, y como una de las clásicas escenas de cada espectáculo vendimial, ingresó la imagen de la Virgen de la Carrodilla, rodeada de cientos de velas encendidas. Mientras que en el cierre, con una explosión de artistas en escena, el malambo arrancó los aplausos de todos los presentes, quienes vivieron esos últimos minutos de pie, sin poder esconder su emoción.

Tras la coronación de Melisa, los asistentes disfrutaron del espectáculo de Alejandro Lerner, quien había postergado su presentación en la Vendimia de Ciudad por cuestiones climáticas. La música tuvo su continuidad con Santos Guayama y Comando Culo Mandril, quienes pusieron a bailar a los presentes.

Encuentro de las Naciones

En el predio, el patio de colectividades con comidas típicas de varios países hizo las delicias de los amantes de la buena gastronomía. Keppe cocido, paella, carne a la olla, pizzas, tartas dulces, cerveza artesanal, variedades de salchichas, tragos tropicales, empanadas y tamales salteños fueron parte de la variedad culinaria que tuvo la primera noche de este tradicional evento. Claro está, tampoco faltaron chivos y pollos asados, costillares, pizzas, hamburguesas y sándwich de jamón crudo, entre variada oferta.

Además, un patio de artesanos y un espacio de cocina de autor fueron parte de esta propuesta turística que ya se metió en el calendario de actividades culturales y recreativas de la provincia de Mendoza.

La noche del domingo será el punto final del edición del Encuentro de las Naciones, donde además de las colectividades, actuarán Hugo Varela, con un espectáculo plagado de humor; y Miguel Mateos, recorriendo un repertorio que forma parte de la historia del rock nacional.