La UCR insiste que se apruebe un paquete de obras
El ministro de Gobierno, Lisandro Nieri, se presentó en la Cámara de Diputados para analizar los proyectos pendientes de tratamiento que necesitan autorización legislativa: Girsu, acueducto ganadero La Paz y doble vía Rivadavia – San Martín.
 
Por Redacción
9 de octubre de 2019
Crédito: Cámara de Diputados.
 

El ministro de Gobierno, Lisandro Nieri, junto a la directora de Protección Ambiental, Miriam Skalany, explicaron en la Cçamara de Diputados distintos aspectos vinculados a los tres proyectos pendientes de aprobación legislativa para su financiamiento: GIRSU, doble vía Rivadavia-San Martín y el acueducto ganadero La Paz.

Estos tres proyectos implican un financiamiento aproximado de 50 millones de dólares “que no van a modificar la situación de la deuda pública. Son endeudamientos blandos” y la provincia está en condiciones de tomarla, aseguró Nieri en respuesta a consultas de miembros de la oposición.

En esa línea, aseguró que “no tenemos que disociar resultado de deuda. Cuando hay resultados negativos se genera deuda. Afortunadamente la provincia hace dos años tiene resultados superavitarios y cuando hay superávit, no hay deuda. Tenemos que ver resultados, no deuda”.

“Nosotros presentamos cuatro proyectos y consideramos que los cuatro son de altísima importancia para la provincia. Uno de ellos afortunadamente ya fue aprobado, que es la Ruta 82, y seguimos manteniendo que los otros tres son importantes. El énfasis en el GIRSU está en que tenemos riesgo de que no quede en la provincia de Mendoza. No hay una fecha exacta pero sí una nota que dice que todo tiene que estar concluido el 9 de diciembre. Hay muchos procesos a realizar antes y por ende no podemos dilatar más el tiempo porque hay riesgo de perder ese financiamiento”, señaló.

“Los números de los tres proyectos están claros. Respecto a las formas de amortización, hemos dado los parámetros generales con lo cual, se puede calcular”, dijo el ministro.

Nieri afirmó asimismo que la provincia está en condiciones de sostener el pago de este financiamiento. “La Ley de Responsabilidad Fiscal establece en su artículo 21, que no se puede afectar para el pago de los servicios de la deuda más del 15% de los recursos  propios de la provincia, exclusivamente los recursos de la provincia neto de aquellos que son de los municipios. Ese indicador no puede superar el 15% y la provincia de Mendoza está hoy en 11.7, con lo cual existe margen. Independientemente de eso estamos hablando de una deuda que es para hacer obras necesarias. Son obras que también hay que verlas desde el punto de vista de generación de empleo”, apuntó.

GIRSU

Skalany explicó que el proyecto no sólo contempla la planta de El Borbollón “la cual va a captar el 70% de los residuos generados en la provincia, sino también el fortalecer el COINCE, que es el centro que capta  los residuos del Valle de Uco”.

“En el caso del Valle de Uco, son plantas de transferencia  y puntos de reciclado además  de los cierres de basural. Lo mismo en el caso de El Borbollón, contempla tres etapas, no solamente el relleno sanitario sino la implementación de puntos verdes en todos los municipios para promover el reciclado”, además de  la utilización de esta basura para la generación de energía, sostuvo.

Esto significa que “por un lado minimizamos el impacto a través del relleno sanitario y maximizamos el control ambiental de todos los vectores que pueden promover los residuos. No solamente contempla la remediación de los basurales existentes, sino que además se le daría una salida digna de trabajo a todos aquellos trabajadores que viven actualmente del reciclado, a través de plantas de separación que les permitan trabajar dignamente en esta actividad”, finalizó.

El objetivo del Programa consiste en implementar sistemas integrales de gestión de residuos sólidos urbanos (RSU) en centros urbanos de más de 20.000 habitantes a partir de planes estratégicos de intervención, a fin de disminuir la disposición de RSU en basurales a cielo abierto (BCA) e incrementar su disposición en rellenos sanitarios diseñados, construidos y operados adecuadamente en centros urbanos.

El GIRSU contempla también la ejecución de acciones e iniciativas de educación, concientización y comunicación social, fortalecimiento institucional, separación en origen, recolección, logística y transporte, transferencia, valorización, reciclaje y disposición final de RSU y saneamiento de BCA existentes, orientadas a promover la gestión integral de RSU.

Para la zona metropolitana el Centro Ambiental a construir dará tratamiento y disposición final a los residuos generados en los Departamentos de Capital, Godoy Cruz, Guaymallén, Las Heras y Lavalle, y también se recibirá el rechazo provenientes de la Planta de Maipú, en donde dispondrán sus residuos los Municipios de Luján de Cuyo y Maipú. “El proyecto para la zona metropolitana brindará solución al 70% del residuo generado en todo el territorio provincial, preservando el ambiente y el recurso hídrico”.

El Centro Ambiental se diseñó para una vida útil de 20 años y permitirá el procesamiento de alrededor de 1.500 toneladas por día en promedio. Contará con una Planta de Separación de residuos, Planta de Compostaje, módulos de relleno sanitario y planta de coprocesamiento y/o generación de energía. En estos módulos de disposición final se realizará una gestión controlada de los líquidos que se generen en el mismo y se captará el biogás de la masa de residuos para su transformación en energía eléctrica.

Para el Valle de Uco, el programa GIRSU contempla la construcción y operación de tres Plantas de Transferencia en las localidades de Tupungato, Tunuyán y San Carlos, una planta de Separación en Tupungato, además del equipamiento y re funcionalización de la Planta de Separación regional, Plantas de Transferencia, caminos de acceso y operación Planta de Separación COINCE.

Doble Vía Acceso en el Este

La Dirección Provincial de Vialidad firmó en 2012 un convenio con las municipalidades de Junín, San Martín y Rivadavia con el fin de desarrollar el proyecto doble vía de acceso a las ciudades cabeceras de los tres departamentos.

Los municipios se comprometieron a abonar un porcentaje de las expropiaciones que requería la liberación de la traza, mientras que la Dirección Provincial de Vialidad se comprometió a licitar la realización de los estudios técnicos, económicos y ambientales del acceso vial desde la Ruta Nacional Nº 7 hasta la calle Falucho, ubicada en Rivadavia.

Según consta en la fundamentación del proyecto que enviara el Poder Ejecutivo, “este proyecto se encuentra hoy a nivel ejecutivo. “Entre sus objetivos se destacan, por un lado, la mejora en la accesibilidad a los conglomerados urbanos conectados por la nueva facilidad vial, lo que se traduce en menores costos de operación de vehículos y ahorros en el tiempo de viaje de los usuarios”.

Asimismo, el proyecto “mejora la seguridad vial, impactando en los indicadores de siniestralidad en las arterias que se usan actualmente para acceder a los tres departamentos del este mendocino. Por último, al crear infraestructura básica de accesibilidad vial, la obra sienta bases para la radicación de industrias y barrios, apuntando al desarrollo de la zona este de la provincia. Como externalidad positiva se observa un incremento en el valor de la tierra”, agrega el texto.

La “doble v ía Acceso a Rivadavia - Junín” forma parte de un conjunto de proyectos elevados para su financiación en el marco de la operatoria de crédito Programa Federal de Infraestructura Regional del Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional (FFFIR).

Proyecto Acueducto Ganadero La Paz

“Mendoza cuenta con casi 15 millones de hectáreas de superficie, sin embargo, sólo el 3% del territorio está cultivado bajo riego. El resto tiene en menor o mayor medida aptitud para la ganadería, específicamente en las áreas de secano y campo natural, donde se desarrolla la ganadería bovina, caprina y en menor medida la ovina”, explica el proyecto.

El diagnóstico de la actividad ganadera provincial evidencia “escasa disponibilidad y calidad de agua; distribución inadecuada del recurso; extensas zonas de campo sin acceso a agua para el ganado; baja carga de animal potencial, entre otros. Ello, sumado al proceso de desertificación, ha conducido a una baja rentabilidad y sustentabilidad del sector”, detalla.

En tal sentido, con el objeto de ampliar la frontera productiva en diversas zonas vinculadas con el sector ganadero, “el Gobierno de Mendoza viene trabajando en proyectos de infraestructura”. En 2016 se encaró la formulación de varios acueductos ganaderos, “que contribuyen al desarrollo de la actividad en la zona de secano”.

Este proceso incluyó la formulación del proyecto Acueducto Ganadero Bowen- Canalejas; el proyecto Acueducto Ganadero Monte Comán- La Horqueta próximo a licitarse con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo. El proyecto Acueducto Ganadero La Paz, con proyecto ejecutivo terminado y otros como Santa Rosa Norte y Santa Rosa Sur, actualmente en formulación.

Este conjunto de proyectos abarcan una superficie cercana a las 2,5 millones de hectáreas, donde se concentra más del 70% del stock bovino (355.000 cabezas) de la provincia”, sostienen los fundamentos, y, en el caso puntual del acueducto de La Paz, “es una obra de infraestructura productiva en una zona donde se realiza ganadería extensiva de cría bovina como principal actividad económica. La construcción del mismo contribuirá al aumento de la competitividad y a un desarrollo sostenible del sector ganadero de la zona sureste de La Paz”.

El acueducto tiene una extensión de 483 km de cañerías que abastecen a 376.400 hectáreas, permitiendo ampliar la frontera productiva hacia el este.