San Martín podría abrirle sus puertas a los vuelos low cost
El aeródromo del Este provincial es la opción principal para convertirse en una pista alternativa del mercado aerocomercial de la provincia de Mendoza. Así lo expresó el Gobernador Alfredo Cornejo. Fue remodelado en 2016 con una inversión que superó los 13 millones de pesos.
 
Por Javier Disparti
24 de mayo de 2019
El aeroclub cuenta con una pista de 1,5 kilómetros de largo por 30 metros de ancho. Crédito: Este Online.
 

Las constantes ofertas y la gran demanda que está teniendo el mercado aerocomercial entusiasman a las autoridades del Gobierno de Mendoza. Por esta razón, San Martín podría abrirle las puertas a las aerolíneas low cost, tal como lo adelantó el gobernador Alfredo Cornejo durante su última visita al Este provincial.

"Si nos dan más tiempo podemos hacer que las low cost aterricen en San Martín", expresó Cornejo tras inaugurar el nuevo asfaltado de la calle Miguez, en Junín. De esta manera, no sólo ratificó el proyecto sino que además pidió a la ciudadanía la "continuidad" de la gestión, de cara a las próximas elecciones del 9 de junio (PASO) y 29 de setiembre (Generales).

Cabe recordar que el aeródromo de San Martín, ubicado en la Ruta provincial 50, fue reacondicionado en 2016 cuando se cerró el aeropuerto El Plumerillo, con el fin de utilizarlo para vuelos sanitarios y de la lucha antigranizo. La obra requirió una inversión superior a los $23 millones, que incluyó la instalación de 110 balizas de alta intensidad.

La empresa constructora Ceosa, que ganó la licitación y presupuestó $13.897.445 para el asfaltado de la pista de 1,5 kilómetros de largo por 30 metros de ancho, se encargó de la demolición de la superficie, la colocación de una nueva carpeta asfáltica de 5 centímetros de espesor y de la refacción de la plataforma de estacionamiento de aeronaves.

Mientras se realizaba la modernización de El Plumerillo, el aeroclub de San Martín recibió alrededor de 10 vuelos diarios de aviones de mediano porte (hasta 36 mil kilogramos) desde el 6 de setiembre al 7 de diciembre de 2016. Durante ese tiempo, se realizó el aterrizaje de un avión sanitario que transportó el hígado de un donante de Formosa para un paciente juninense que estaba internado en hospital Italiano. También se produjo el arribo de un vuelo privado que transportó al plantel de Boca Juniors.

Por esta razón, las autoridades del Gobierno de Mendoza analizan alternativas y han priorizado el aeródromo de San Martín, ya que actualmente  tiene mejores condiciones de pavimento, señalización y seguridad frente al resto de los escenarios, como San Rafael y Malargüe.

El objetivo es convertir el aeródromo local en una pista exclusiva para las compañías aéreas que ya operan en la provincia, tal como sucede con el aeropuerto El Palomar de Buenos Aires, utilizado como base de la Primera Brigada Aérea. Esta situación infiere readaptar la pista al mayor tráfico que supondrán las aerolíneas low cost.

Gabriela Testa, titular del Ente Mendoza Turismo (Emetur) explicó las intenciones de cara al futuro de la conectividad aérea en el oeste argentino, teniendo en cuenta también las necesidades de las empresas, que apuntan a tener costos reducidos en tasas aeroportuarias.

"Frente al aumento de la oferta aerocomercial de las low cost, las empresas apuntan a menores costos operativos. En función de esto, sabiendo que seguirá creciendo el sector y que Mendoza se ha convertido en el hub (centro de conexión) del oeste argentino, empezamos a hablar de un nuevo aeropuerto. Por eso, estamos viendo alternativas y analizando las infraestructuras, por lo cual empezamos a estudiar el aeródromo de San Martín, como primera opción", indicó la funcionaria a La Nación.

La ubicación estratégica de Mendoza, por la cercanía también con Chile, y la salida al Pacífico es un condimento clave para potenciar al sector. De hecho en el espacio aéreo provincial ya operan SkyFlybondiJetSmart y la firma Norwegian. También se espera que puedan volar American Jet y Alas del Sur, las cuales ya pidieron rutas regulares.

Los datos oficiales suministrados por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) dan cuenta del crecimiento del mercado aéreo interno: en los últimos cuatro años, los pasajeros de cabotaje crecieron en el orden del 80%. En tanto, las low cost ya superaron el 20% del negocio doméstico.