Rufeil quiere crear un microhospital y un mercado cooperativo en Palmira
La obra beneficiará a más de 40 mil habitantes y a localidades aledañas a la segunda ciudad más importante de San Martín. Incluso propone la creación de una escuela de oficios y la posibilidad concreta de generar nuevas fuentes de trabajo.
 
Por Javier Disparti
24 de abril de 2019
Crédito: Archivo/Este Online.
 

El precandidato a intendente por Cambia Mendoza, Raúl Rufeil, propone la construcción de un microhospital en Palmira, que permitirá modernizar las instalaciones del centro de salud Doctor Ángel Pérsico. El nuevo edificio sanitario tendrá las prestaciones básicas de la medicina, además de incrementar las camas de internación.

El médico y concejal radical basa esta promesa en las estadísticas: “Del 28 al 31 por ciento de los pacientes que se atienden en el hospital Perrupato (el principal efector de salud de la zona Este) vienen de Palmira”, señaló durante una entrevista exclusiva al Diario Este Online.

La idea del precandidato es ampliar gradualmente el centro de salud, ubicado en la calle Soberanía Nacional, para garantizar las cuatro prestaciones básicas: clínica médica, pediatría, ginecología y obstetricia. Posteriormente, en caso de instalarse un quirófano, se sumarían otras especialidades como cirugía y traumatología.

Actualmente el centro de salud Ángel Pérsico, inaugurado en setiembre de 2011, posee un laboratorio, una farmacia, una sala para realizar los rayos X y una guardia. Además posee sólo dos camas para internación transitoria, una para ginecología y otra para cardiología. Sin embargo, su funcionamiento ha sido objeto de críticas.

“Palmira es mi principal preocupación por su núcleo habitacional. Sus necesidades tienen diferentes matices, desde la ausencia de servicios públicos hasta la inseguridad. Por eso requiere toda la atención y asistencia, como así también la necesidad de que se generen nuevos puestos de trabajo”, mencionó.

Para contrarrestar la falta de trabajo, Rufeil propone la instalación de un mercado cooperativo en el Parque de Servicios e Industrias Palmira (PASIP) y la creación de una escuela municipal de oficios destinada a jóvenes y desocupados, con el objetivo de que tengan nuevas salidas de trabajo.

Por otra parte, el médico se refirió al empleo que se generará a partir de la venta de un predio de 24 hectáreas de la Estación Mendoza, que comenzará en junio y se realizará en varias etapas. Lo recaudado en la subasta de los terrenos contribuirá a financiar el traslado de los talleres ferroviarios hacia Palmira, lo que implicará nueva mano de obra local.

A continuación, Rufeil agregó: “Sin orden no se puede planificar, y sin planificación no se pueden fijar prioridades. No vamos a hacer obras faraónicas ni caprichosas, nuestra idea es trabajar a partir de las necesidades de la gente”, por eso también propone un ambicioso programa de agua y cloacas para todo el departamento: “Son obras que le cambian a la gente su calidad de vida y que en Palmira, como en muchos distritos, estos servicios no existen”.

Otro de los aspectos que pretende imitar de Junín es el presupuesto participativo para la realización de proyectos que los vecinos consideren necesarios para su distrito. “La obra pública debe estar dividida en forma proporcional (50% en Ciudad, 25% en Palmira y 25% en el resto de las localidades), buscando de este modo un crecimiento equilibrado y armonioso en todo el ámbito del departamento”, destacó.

En este sentido, reveló que “la tasa municipal será redireccionada a los distritos que estén pagando. Cuando el vecino observe que sus impuestos se traducen en obras, se creará así un círculo virtuoso. Hoy, el gasto corriente es muy elevado y esto se debe a una mala administración de los recursos. Por ejemplo, en Godoy Cruz o Maipú el 23% se destina a obras, mientras que en San Martín no alcanza ni al 10%. Por eso los distritos están abandonados y sólo alcanza para maquillar el centro”.