Arnal propone un gobierno federal y acompañando a los productores
El precandidato a intendente por Dignidad Partidaria, una de las listas de Cambia Mendoza, analizó la realidad de San Martín. Apuntó contra el gobernador Alfredo Cornejo y contra su adversario en las primarias.
 
Por Javier Disparti
22 de abril de 2019
Arnal durante la entrevista a Este Online / Crédito: Gentileza.
 

Los tiempos corren y el 28 de abril está cada vez más cerca. San Martín, uno de los cuatro municipios que desdoblaron las elecciones, definirá a sus candidatos el próximo fin de semana en las PASO. En el caso de Cambia Mendoza, el enólogo Lorenzo Arnal competirá contra el concejal Raúl Rufeil y exdirector del hospital Notti, quien cuenta con el total apoyo del Gobierno provincial.

A pesar de que la intención del radicalismo era presentar un sólo candidato en San Martín, Arnal se mostró firme en sus convicciones y no quiso desistir su precandidatura. “Jamás hubo diálogo, nunca fuimos invitados. Todos los cargos fueron digitados por el emperador, tanto en la fórmula a la gobernación como en la elección del precandidato a intendente. Son todos sus soldaditos”, disparó el enólogo durante una entrevista al Diario Este Online.

En cuanto a su plataforma de gobierno, el precandidato por Dignidad Partidaria, una de las listas de Cambia Mendoza, dijo que su equipo de trabajo tiene “una visión federal” y que pretende llevar “los servicios básicos a todos los distritos”. Además propone “un municipio involucrado en la economía local, acompañando a los productores en sus reclamos”, agregó el ex concejal de San Martín entre 1987 y 1991.

Arnal lleva en su lista de precandidatos a concejales a Carim Abaid, Salomé Lucero y Agustín Fantino. “Es un equipo integrado por jóvenes que no ocupan ningún cargo público y que, durante este último tiempo, ha elaborado propuestas en base a un análisis pormenorizado de las falencias de cada distrito. El resto no puede decir lo mismo, ya que todos viven del Estado y no conoce la realidad del departamento”, criticó contra sus adversarios en las primarias.

En cuanto a la gestión del intendente Jorge Giménez, quien buscará su cuarta reelección consecutiva, Arnal resaltó que “está en el cargo por la voluntad popular” y que durante sus 16 años de gobierno “ha tenido aciertos y errores”. “Todos sabemos que ha centralizado todas las obras públicas en la ciudad, mientras que en los distritos y en los barrios de la periferia no hay agua ni cloacas”, mencionó el discípulo del precandidato a gobernador, Fernando Armagnague.

Con respecto a la necesidad de limitar la reelección de los intendentes, decreto promulgado por el gobernador Alfredo Cornejo y que aún no cuenta con la resolución de fondo de la Corte Suprema, el precandidato de 63 años se mostró a favor de la alternancia. Sin embargo, mencionó que la reforma constitucional “debería alcanzar todos los cargos legislativos provinciales y municipales”.

Y completó: “En San Martín tenemos un intendente que se ha atornillado a la silla y también vemos lo mismo con la mayoría de los concejales. La gente está cansada de ver siempre a los mismos, que no han posibilitado que se abra el juego para que surjan nuevos dirigentes con vocación de servicio”.

Por último, a pesar de que la tendencia de votos marcaría una clara polarización entre Giménez y Rufeil, el referente de Dignidad Partidaria se mostró con “fuerzas” y se imagina el próximo 28 de abril “siendo el candidato a intendente y convocando a todos los sectores del radicalismo para recuperar la intendencia” en las elecciones generales que se celebrarán el 1 de setiembre.

En la misma sintonía, el precandidato a concejal, Carim Abaid, se mostró confiado de cara a las primarias. “A medida que recorremos los barrios y los distritos nos sentimos cada vez más esperanzados, ya que la aceptación del vecino es cada vez mayor. Por eso, estamos convencidos que en las elecciones nos va a ir muy bien”, declaró el referente de la ONG Cámara Junior Internacional (JCI).