Cinco beneficios de pedalear con bicicleta por la montaña
Salir a rodar en Mountain Bike puede ser una experiencia muy gratificante (para el cuerpo y los sentidos). Te contamos por qué es ideal la MTB.
 
Por Redacción
15 de abril de 2019
Crédito: Gentileza.
 

Es común ver en el gimnasio a muchas personas hacen uso de la bicicleta estática para ponerse en forma o perder esos kilos de más. Sin embargo, es posible que con el paso del tiempo, se convierta en una actividad algo aburrida y monótona. Ahí es cuando el espíritu aventurero puede salir a relucir y la MTB pasa a ser una alternativa copada y divertida.

La bicicleta de montaña pasa a ser un remedio para romper la rutina. No hace falta vivir inmerso en la cordillera para sacarle provecho. Con activar hacia cualquier paraje natural que se encuentre próximo a vos ya es suficiente para cambiar la rutina y darle rienda suelta al pedal. Cuando lo consigas, disfrutarás de estos cinco beneficios según la revista Sportlife:

Siempre habrá retos que superar

La montaña está llena de todo tipo de obstáculos naturales (pendientes, cambios de nivel, terrenos pedregosos, etc) que podés ir superando poco a poco haciendo uso de tu bicicleta MTB. La parte positiva es que la mayoría de ellos resultan más excitantes que simplemente pedalear en un gimnasio o el asfalto. Eso sí, te recomendamos que siempre llevés un casco homologado y protección en manos y rodillas.

Permite entrar en contacto con la naturaleza

El simple hecho de manejar la bicicleta por la montaña te va a permitir tener un mayor contacto con la naturaleza. Podés ir completamente a tu ritmo mientras contemplás paisajes naturales que te van a ayudar a desconectar de tus inquietudes diarias.

Se puede entrenar en grupo

Andar en bicicleta por la montaña es una actividad que se puede practicar con un grupo reducido de personas. De esta forma, tenés la opción de hacer ejercicio de una manera más divertida, sociable y sobre todo gratificante (además de contar con apoyo logístico ante cualquier eventualidad).

Oxigena tus pulmones

La montaña está repleta de cuestas que deberás subir y bajar con tu bicicleta. Ante esto, tus pulmones deberán inhalar una mayor cantidad de aire fresco y puro, algo que se traducirá después en unas vías respiratorias más saludables (ya que el aire que respiramos en plena naturaleza contiene menos contaminación).

Ayuda a reducir el estrés y la ansiedad

No importa el camino que elijas. Montar en bicicleta por la montaña también te va a ayudar a reducir los niveles de estrés y ansiedad debido a que con esta actividad se liberan endorfinas (llamadas comúnmente como las ‘hormonas de la felicidad’). Todo ello a la vez que conseguís desconectar del agobio que supone en ocasiones vivir en una gran urbe.