La producción agrícola crecerá un 23% y marcará un nuevo récord
Así lo consignó el informe del sector agrícola efectuado por la consultora IES Investigaciones Económicas Sectoriales.
 
Por Redacción
14 de abril de 2019
Crédito: Gentileza.
 

La producción agrícola de la actual campaña totalizará unos 138,6 millones de toneladas, con un aumento del 23,1% respecto del ciclo previo y se convertirá en un nuevo máximo histórico tras elevarse 1,6% con respecto al último récord de 2016-2017.

Los técnicos destacaron que la cosecha de trigo finalizó con un nuevo récord de 19,4 millones de toneladas, al igual que la cebada que superó por primera vez los 5 millones de toneladas.

Para IES Consultores, la cosecha de maíz aumentaría 14,4 por ciento respecto al ciclo anterior 2017-2018 ya que sería algo menor a 50 millones de toneladas.
También estimaron que la soja verificará un crecimiento de su cosecha del 43,7 por ciento en 2018-2019.

En el primer bimestre de 2019, el sector agrícola exportó por más de 13 millones de toneladas (con una leve caída interanual de 1,9%), mientras que en valores fueron de U$S  3.809 millones con una suba del 8%, con respecto a igual período de 2018.

Los autores del reporte señalaron que la diferencia entre cantidades y valores es por el alza en el precio medio de exportación del 10 por ciento en el primer bimestre de 2019.

Al desglosar las ventas externas en valores en el primer bimestre de 2019, el 46% correspondió a granos sin procesar (de los cuales 43,8% del total corresponde a cereales y el 2,2% a granos oleaginosos); 18,8% a aceites vegetales; el 33,9% fueron subproductos oleaginosos y el 2,6% restante, cultivos industriales.

Vietnam ocupó el primer lugar como el principal destino del país en valores durante 2018, con una demanda por U$S 2403,2 millones (10,3% del total), seguido por Brasil (9,1%), Argelia, (7,7%), la India (7,7%), China (7,7%) e Indonesia (6,5%).

Para Alejandro Ovando, director de la consultora, "la campaña 2019-2020 se sembrará con el nuevo esquema de retenciones, a lo que se suma la incertidumbre política del año electoral, que puede incentivar cierta retención por parte de los grandes jugadores".