POLICIALES

Extraño asalto millonario al gerente de un supermercado de San Martín
El hombre denunció que fue asaltado por falsos policías cuando se dirigía en una camioneta con 57 millones de pesos. Investigan porque la recaudación no era transportada por un camión de caudales. También llama la atención la zona donde habría sido abordado por los delincuentes.
 
Por Redacción
24 de junio de 2024
Crédito: Municipaldiad de San Martín.
 

Un millonario robo sufrió la sucursal de supermercado Tadicor de San Martín, luego de que supuestos ladrones disfrazados de policías asaltaran al gerente, llevándose la recaudación del último fin de semana largo.

El asalto se produjo esta mañana, cerca de las 9:40, en una calle lateral de tierra del barrio Mebna, ubicada cerca del comercio mayorista, cuando la víctima iba a bordo de una camioneta Toyota Hilux con $57 millones. En ese lugar, extrañamente, dos hombres vestidos como policías obligaron al gerente a detener la marcha.

En ese momento, los sujetos habrían amenazado a los ocupantes del rodado con una pistola calibre 22. Inmediatamente ascendieron a la camioneta y se dirigieron hasta la calle Miguez. En ese lugar dejaron a las víctimas –el gerente y dos personas más que serían de seguridad- sin teléfonos. Entonces el gerente volvió corriendo al Tadicor y les dijo al personal de seguridad que le habían robado la recaudación.

El vehículo fue abandonado minutos más tarde en el kilómetro 1006 de Acceso Este, sin daños. Según las primeras versiones los ladrones se habrían llevado la recadudación del fin de semana largo y dos teléfonos móviles.

Tras la denuncia correspondiente, comenzó a trabajar personal de la Unidad Investigativa. A través de las cámaras de Seguridad oficiales se detectó a la Hilux por última vez en Lavalle y Ruta 50 de San Martín.

Según explicó uno de los investigadores, llamó la atención que la recaudación no fuera recogida por una empresa de seguridad, tal como se hace en este tipo de cadena de supermercados. También sorprende que el hecho sucedió en una calle donde no se realizan controles viales y descampados, para evitar testigos o cámaras de seguridad privadas.