Una pareja fue detenida e imputada por la violenta muerte de una bebé
Una niña de casi dos años murió en el Hospital Perrupato. Presentaba un cuadro de deshidratación, traumatismo de cráneo, fractura de costilla y golpes en el hígado y los riñones.
 
Por Redacción
23 de junio de 2020
Crédito: Este Online.
 

Una niña de un año y 9 meses murió ayer en el Hospital Perrupato, de San Martín, y su madre y su padrastro fueron detenidos porque la pequeña presentaba signos de violencia en distintas partes del cuerpo. La causa de la muerte fue un shock hipovolémico producido por las graves lesiones internas.

El sábado a la tarde, la madre de la pequeña la llevó al Hospital Saporiti, de Rivadavia, a raíz de que presentaba un cuadro de deshidratación. Al revisarla, los médicos constataron que presentaba signos de violencia en el cuerpo y dieron aviso a la Justicia. Además, la derivaron de urgencia al Hospital Perrupato por la gravedad de su cuadro.

A pesar de los esfuerzos por salvarla, Naiara Trinidad murió el lunes a la tarde, cerca de las 16, en el nosocomio de San Martín. El informe preliminar de la necropsia realizada al cuerpo de la pequeña arrojó que presentaba traumatismo de cráneo, fractura de costilla y golpes en el hígado y los riñones.

La investigación de lo ocurrido recayó en la fiscal Valeria Bottini y su superior el jefe de la Fiscalía de Rivadavia-Santa Rosa, Mariano Carabajal, quienes dispusieron la detención de la madre de la niña y su pareja, María Isabel Ortiz (27) y Miguel Ávila (35), luego de que la niña fuera enterrada en el cementerio de Rivadavia.

Ambos serán imputados por "homicidio agravado por alevosía", una figura penal que contempla una pena de reclusión perpetua. En caso de confirmarse que la autora de los golpes que provocaron la muerte de la niña fue su madre, se agravaría la imputación por el vínculo. De confirmarse la imputación y la elevación a juicio, ambos acusados serán juzgados en un juicio por jurado.

De acuerdo a la reconstrucción del caso, los golpes se habrían producido entre el miércoles 17 y el viernes 19 en una finca del distrito de Los Campamentos, donde vive la detenida vive con su novio. El fin de semana, la mujer volvió a la casa de sus padres en el distrito de La Colonia.