Casi mil detenidos en el Este por violar la cuarentena
Las personas fueron detenidas e imputadas por no respetar el aislamiento social preventivo. En Mendoza hay 3.363 infractores desde que comenzó el aislamiento obligatorio.
 
Por Redacción
10 de abril de 2020
Crédito: Gentileza.
 

En Mendoza hay 3.363 detenidos y en el país la cifra supera los 38.000 por no cumplir con la normativa sanitaria. Las cifras corresponden al Ministerio Público Fiscal de acuerdo al último informe elevado por autoridades policiales.

  • En la Primera Circunscripción Judicial, que abarca todos los departamentos del Gran Mendoza, van 1.650 personas detenidas e imputadas.
  • En la Segunda Circunscripción, los departamentos del Sur provincial, hay son 418 personas en esta situación.
  • En la Tercera Circunscripción Judicial, los departamentos del Este provincial, total de detenidos e imputados es de 958.
  • En la Cuarta Circunscripción, el número total es de 337.

Hasta el momento hay cinco personas reincidentes, de las cuales una es de General Alvear y cuatro de San Martín. Todos ellos permanecen detenidos y afrontarían, desde la próxima semana, un juicio abreviado. Por otra parte, en San Martín, se dio un hecho particular en el distrito Montecaseros, donde se imputó a cuatro jóvenes que iban en un auto completamente alcoholizados.

En conclusión, desde que comenzó a regir la prohibición de circulación por aislamiento social preventivo hasta hoy a las 21 horas, la cantidad total de detenidos e imputados en nuestra provincia que se encuentran bajo jurisdicción de la justicia provincial es de 3.363 personas.

Por otra parte, se recordó que en estos casos el procedimiento para los infractores implica detención, luego imputación y a partir de ahí se los retira a su domicilio para cumplimiento de cuarentena bajo control policial en distintas modalidades.

Cabe recordar que el procurador general, Alejandro Gullé, dijo que a algunas de las personas imputadas se les dictará la suspensión de juicio a prueba y deberán realizar trabajos comunitarios en hospitales, centros de salud, comisarías u otros lugares. Esto marca el primer antecedente en el país.