Lo condenaron a prisión perpetua por asesinar a ladrillazos a su pareja, ahorcarla y enterrarla
José Llanos Martínez, de 21 años, fue condenado por el femicidio de Gregoria Flores en una finca de Tres Porteñas. Es el segundo juicio popular que se realiza en el departamento del Este provincial.
 
Por Redacción
6 de diciembre de 2019
Crédito: Gentileza.
 

Un juicio por jurado condenó a José Llanos Martínez (21) a la pena de prisión perpetua por el femicidio de Gregoria Flores (32) en San Martín. El hecho sucedió el 20 de febrero de 2018, cuando el joven de 21 años la asesinó brutalmente a ladrillazos, la ahorcó y luego la enterró en una finca del distrito de Tres Porteñas.

Tras la desaparición de la mujer, sus familiares radicaron la denuncia por averiguación de paradero. El joven, oriundo de Bolivia, se fugó a aquel país después de cometer el hecho. A los pocos días volvió, confesó el crimen e indicó a los investigadores el lugar en el que enterró el cuerpo, hallado en las inmediaciones de la finca donde ambos vivían.

Ayer, tras la decisión unánime de los jurados, la jueza técnica Viviana Morici, quien condujo el debate, condenó a Llanos por "homicidio agravado por mediar relación de pareja preexistente y por mediar violencia de género". La pena coincidió con lo solicitado por los fiscales Oscar Sívori y Martín Scatareggi y los abogados querellantes Juan Rosello y Jorge Cantalejos.

Es la segunda vez que un jurado popular condena a un hombre por femicidio en el Palacio Judicial de San Martín. El pasado 2 de agosto, Julio Mendoza (33) fue declarado culpable y condenado a prisión perpetua por el femicidio de su pareja, la empresaria Ivana Milio (46), asesinada brutalmente a golpes el 28 de octubre de 2018.

"Esta chica (por Flores), con treinta años y sola, trabajaba para cuidar a sus cuatro hijos y conoció a este señor que se creyó dueño de ella", sostuvo Oscar Sívori durante la etapa de alegatos que se realizó durante la misma jornada de la sentencia. Para el fiscal, se trató de "una lapidación" y quedó claro que el asesino "lo hizo por celos".

Sivori remarcó que es un caso de "femicidio", que "está probado que Llanos asesinó a Gregoria y que está probada la relación de convivencia". En tanto, los abogados defensores de Llanos esgrimieron "circunstancias extraordinarias de atenuación" para intentar obtener una condena menor, pero el jurado rechazó ese planteo.