Con plástico reciclado, una niña recibió una prótesis en Junín
Una niña de 10 años recibió una prótesis 3D gracias al programa “Junín Punto Limpio” y ahora se abre una luz de esperanza para progresar en su vida.
 
Por Redacción
29 de noviembre de 2019
Crédito: Prensa Municipalidad de Junín.
 

Abigail Milagros Chulque Alfaro, una niña de 10 años que nació con focomelia congénita, es decir sin sus miembros superiores, recibió una prótesis realizada en 3D y ahora se abre una luz de esperanza para progresar en su vida. La iniciativa surgió a partir del programa Junín Punto Limpio que encabeza ese municipio hace 7 años.

Todo comenzó a partir de una visita de alumnos de la escuela Plaza Corazones Solidarios, de Colonia Bombal, Maipú, a la Planta Recicladora de Junín. A partir de entonces, se encadenó una serie de acciones que permitieron la impresión de las prótesis en el laboratorio municipal de innovación, desarrollo e impresión 3D.

La intención de este establecimiento educativo fue sumarse al programa ecológico, surgido en 2012, para contribuir a la recolección de envases plásticos. Una posterior visita a la escuela para una charla informativa disparó la inquietud de Matías Martín, administrativo de la planta de reciclado y a cargo del Laboratorio de Innovación, Desarrollo e Impresión 3D; cuando conoció a Abigail.

“Me di cuenta que podíamos ayudarla. Abigail no cuenta con sus dos miembros superiores y eso la obligaba a hacer excesiva fuerza para sostener el lápiz con su mejilla y su hombro. Ahí iniciamos una serie de charlas con ella y sus papás para ver cómo podíamos ayudarla y surgió su primer pedido: una prótesis para poder tomar helado en cucurucho”, contó Matías Martín, administrativo de la planta de reciclado y a cargo del laboratorio de innovación de desarrollo e impresión 3D.

Desde entonces, el laboratorio se puso a trabajar para construir una serie de adaptaciones para que Abigail pudiera desempeñar las tareas que realiza a diario. “Así fue como surgieron las más de diez prótesis que fueron pensadas de acuerdo a una serie de actividades que la niña desarrolla cotidianamente. Y todas en color fucsia y con su nombre, tal como pidió ella. Ahora puede sostener una cuchara y un vaso, escribir, usar fibras, acomodarse la ropa y tomar helado. Lo más importante es que ahora puede adoptar una posición que no afecta su columna”, expresó el intendente Mario Abed.

“Vamos a seguir colaborando con Abigail, adaptando nuevas prótesis como por ejemplo una para que se lave los dientes y acompañando su crecimiento. Ojalá podamos seguir extendiendo este tipo de acciones”, aportó el jefe de la Planta de Reciclado, Daniel Ascurra, quien participó de la entrega de las prótesis.