Descongelan los precios y las naftas vuelven a aumentar
El Gobierno autorizó desde el 1 de noviembre un aumento del 5% en naftas y gasoil, tal como venían reclamando las petroleras. La Secretaría de Energía dio vía libre para el ajuste a pesar del congelamiento de la tarifa hasta el 13 de noviembre.
 
Por Redacción
31 de octubre de 2019
Crédito: Archivo.
 

El Gobierno autorizó desde el 1 de noviembre un aumento del 5% en naftas y gasoil, tal como venían reclamando las petroleras. La Secretaría de Energía dio vía libre para el ajuste a pesar del congelamiento de la tarifa hasta el 13 de noviembre.

En Mendoza, en las estaciones de YPF la nafta súper pasaría de $46,74 a $49,04 y el gasoil, de $22,98 a $24,09.
  
"Con el objetivo de amortiguar el impacto de la finalización el próximo 13 de noviembre del período de vigencia establecido en el Decreto 566/2019 en los precios en surtidor, el Gobierno autorizará una suba del 5% de los combustibles y del dólar de referencia para el precio del crudo, que se establece en $51,77", señala el comunicado oficial.

Las principales petroleras de la Argentina y el gobierno de Mauricio Macri negociaban n adelantar un incremento del 6% aunque la autorización de la suba se anticipó. 

Lo confirmó el presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha), Gabriel Bornoroni, tras admitir que empezaron las negociaciones.
  
El congelamiento de precios y de suba de impuestos sobre los combustibles líquidos que el Gobierno decidido en medio del proceso electoral vencía el 13 de noviembre, pero las empresas productoras estaban planteando que querían adelantar la suba.
  
Según Bornoroni, el "retraso" en los precios por el congelamiento decidido por la gestión Macri ya alcanza al 20%, pero habría un acuerdo para que la suba sea escalonada entre noviembre y enero.
  
"En conversaciones con las petroleras nos han informado que sería escalonado y paulatino", dijo el presidente de la Cecha en declaraciones a radio La Red.
El estacionero cordobés indicó que las ventas de combustibles registran una caída del 5% anual, en parte por la baja del consumo y en parte porque las petroleras impusieron cupos a las estaciones de bandera y desabastecieron a las denominadas "blancas".