Mendoza ya tiene en marcha el primer pozo multilateral del país
Está en Llancanelo y se concreta gracias a un convenio entre el Gobierno provincial e YPF. Se trata de un proceso más complejo y oneroso que el convencional, que minimiza el impacto ambiental y garantiza la provisión de la destilería de Luján de Cuyo.
 
Por Redacción
30 de octubre de 2019
Crédito: Gentileza.
 

Mendoza sigue apostando por el crecimiento energético y es la primera provincia argentina en tener un pozo multilateral para extraer petróleo pesado. La técnica reduce el impacto ambiental y aprovecha un recurso subexplotado, además de garantizar la provisión para los próximos años de la Destilería Luján de Cuyo.

En mayo de este año, el Gobierno de Mendoza, a través del Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía, firmó el convenio con la estatal YPF para iniciar este ambicioso proyecto, que es una fuerte apuesta para llegar al autoabestecimiento energético.

El acuerdo contempla una inversión en ese bloque de Malargüe de 102.170.000 millones de dólares a ejecutar entre 2019-2022, y con 66 millones más en el futuro.

“Este crudo es más caro de extraer, la consistencia del petróleo es similar a la del alquitrán, hay que calentarlo y mantenerlo en altas temperaturas para poder transportarlo y la profundidad a la que se encuentra es otro factor a considerar”, explicó el subsecretario de Energía y Minería, Emilio Guiñazú.

“La empresa armó un paquete importante con nuevas tecnológias. Hay por primera vez pozos multilaterales que reducen el impacto ambiental, porque de una sola locación se hacen pozos horizontales”, acotó.

Objetivo: superar los 600 metros cúbicos por día

En Mendoza se extraen cerca de 12 mil metros cúbicos al año, y el objetivo de este emprendimiento es 600 metros cúbicos por día, según explicó el director de Hidrocarburos, Santiago Fernández.

Con esto se logran revertir 10 años continuos de caída en la producción. Para que se concretara esta inversión, que hace cumplir el Acuerdo Federal de Auto Abastecimiento suscripto entre las provincias de la Organización Federal de Estado Productores de Hidrocarburos (OFEPHI), se debe encarar una explotación que acarrea mayores costos, por lo que en una primera etapa se reducen las regalías en 50%.

Gracias estas inversiones y a la fuerte apuesta de Mendoza por la energía, las ganancias que recibe la Provincia en concepto de regalías acaban en aumento. De hecho, en los primeros tres meses de 2019 se recaudaron $ 1.626 millones por regalías de petróleo y gas, 59% más que en 2018.

“Los crudos pesados tienen una viscosidad enorme y son difíciles de extraer, por lo tanto, el proceso es más caro. La estrategia que usamos permitirá finalmente que cobremos más, porque aumentará la producción en proporción de lo que se reducen las regalías”, apuntó Guiñazú.

Por su parte, Fernández destacó que “la mezcla con crudos pesados es fundamental para la Destilería de Luján de Cuyo”.

Un informe de la Dirección de Hidrocarburos explica que “es conveniente para los intereses de la Provincia el proyecto de desarrollo correspondiente a la reducción de regalías, ya que representa inversiones en firme por 102,17 millones de dólares versus 32 millones sin reducción de regalías, además de una producción de petróleo de 1.404.000 metros cúbicos (pudiendo agregarse 1.070.000 metros cúbicos si las inversiones visualizadas son ejecutadas) versus 487.000 metros cúbicos, proyecto sin reducción de regalías”.

Tecnología de punta

“Es el primer pozo multilateral con esta tecnología en Argentina”, señaló Fernández, y explicó que “al tener muchas ramas en el subsuelo, disminuye el impacto en la superficie”.

El pozo cuenta con una rama central, entubada, que desciende de forma vertical por 1.700 metros. Pero a partir de los 900 metros se abren otras cuatro horizontales que se extienden a su vez por otros 900 metros aproximadamente, alcanzando cerca de 1.700 metros en su extensión total.

“Es un petróleo que en algunos casos tiene apenas 7 grados API, por lo que al ir extrayéndolo se comienza a solidificar y por eso el plan incluye la instalación de calentadores de fondo para que el hidrocarburo pueda fluir”, amplió Guiñazú.

El proyecto incluye la electrificación del campo, con una línea aérea de media tensión de 33 kilovoltios de 27,5 kilómetros a conectarse a la línea aérea de media tensión Malargüe-Bardas Blancas, 17 calentadores de fondo, perforación de 2 pozos horizontales multilaterales de cinco ramas y la perforación de 5 pozos de avanzada y de 27 pozos de desarrollo.

Llancanelo es un área de 96 kilómetros cuadrados que se ubica a 37 kilómetros al sur del departamento de Malargüe. Es un bloque que ya se encuentra en actividad con una producción promedio diaria de 256 metros cúbicos de crudo y 3.000 metros cúbicos de gas.