La pantalla de celular ahora busca reconvertirse para darle un descanso a la vista
Hay un motivo por el que las empresas tecnológicas están sintiendo la tensión entre mejorar los móviles y preocuparse de que ya sean demasiado adictivos.
 
Por Redacción
10 de julio de 2018
Crédito: Archivo / Este Online.
 

Los teléfonos inteligentes fueron alguna vez lo mejor que le pudo pasar a la industria de la tecnología -y, al parecer, también lo fueron durante un rato para nosotros-. En los once años que han pasado desde que debutó el iPhone, los smartphones han englobado casi cualquier otro dispositivo y han alterado cada negocio, desde las noticias hasta las ventas minoristas, los taxis, la televisión, y terminaron por cambiar todo acerca de cómo entendemos los medios, la política y la realidad misma.

Pero ahora que los teléfonos inteligentes han alcanzado el dominio, la revolución de nuevo está en el aire.

Las ventas globales de los teléfonos inteligentes se están estancando por una razón muy obvia: casi cualquiera que puede comprarlos ya tiene uno, y cada vez hay más preguntas acerca de si estamos usando nuestros celulares demasiado y de manera muy irracional.

En las recientes conferencias de desarrolladores de Google y Apple, los ejecutivos subieron al escenario para mostrar cuan irresistibles estaban haciendo nuestros celulares. Entonces cada empresa develó algo distinto: programas para ayudarte a usar tu teléfono mucho menos en el iOS 12 y en el futuro Android P.

Hay un motivo por el que las empresas tecnológicas están sintiendo la tensión entre mejorar los móviles y preocuparse de que ya sean demasiado adictivos. Hemos llegado a lo que llamo el "máximo de pantalla".

Durante gran parte de la última década, una industria tecnológica gobernada por los celulares ha ido tras la meta particular de conquistar por completo nuestra vista. Nos ha dado teléfonos con pantallas cada vez más grandes y móviles con cámaras increíbles, sin mencionar los visores de realidad virtual y varias versiones de anteojos con cámara.

La tecnología ahora ha captado básicamente toda la capacidad visual. Los estadounidenses pasan entre tres y cuatro horas al día viendo sus celulares y casi once horas al día viendo pantallas de cualquier tipo.

Así que los gigantes de la tecnología están creando el comienzo de algo nuevo: un mundo tecnológico menos insistentemente visual, un paisaje digital que dependa de asistentes de voz, auriculares, relojes y otras tecnologías que se puedan portar para quitarle algo de presión a los ojos.

Esto podría ser una pesadilla; quizá simplemente agreguemos estos nuevos dispositivos a nuestras vidas aturdidas por las pantallas. Pero, según el desarrollo de estas tecnologías, un ecosistema digital que exija menos de nuestros ojos podría ser mejor para todos: menos envolvente, menos adictivo, más apto para las multitareas, menos socialmente incómodo y quizá incluso un bálsamo para nuestra política y nuestras relaciones sociales.

¿Quién nos traerá este futuro? Amazon y Google claramente son grandes agentes, pero no ignoremos a la empresa que nos trajo al "máximo de pantalla" primero. Con mejoras al Apple Watch y los audífonos AirPods, Apple está creando poco a poco y casi en silencio una alternativa a sus celulares.

Si funciona, podría cambiarlo todo de nuevo. Como argumento más adelante, hay muchas maneras en que las pantallas se han vuelto demasiado dominantes en nuestras vidas. Cuanto más rápido encontremos algo distinto, mejor.

Leer nota completa en La Nación.

 
 
 
 
Director Editorial Responsable:
Contáctenos
Institucional
Javier Disparti
San Martín (CP5570), Mendoza
+54 (0263) 4419095
Copyright © 2009-2018 ESTE ONLINE | Todos los derechos reservados.